Radio Nor Oriental 90.5 FM ...va contigo!

EL DIVÁN: ¡PENA DE CÁRCEL, PARA CANDIDATOS MENTIROSOS!

Facebook
Twitter
LinkedIn

El 14 de octubre de 1994, es decir hace 29 años atrás, presentó a través de la mesa de partes del Congreso de la República de aquellos años un proyecto de ley, buscando combatir la mentira en los procesos electorales, pero es el caso que a la fecha ningún congresista hizo suyo dicho proyecto (era algo previsible), nos indica el autor de dicha iniciativa ciudadana el reconocido hombre de leyes el Dr. WILDER RAMIREZ VELA.

Su proyecto de ley para COMBATIR LA MENTIRA EN UN PROCESO ELECTORAL (Falsas Promesas) buscaba en ese momento y tal como están las cosas no ha perdido vigencia, la MODIFICATORIA Y/O ADICIÓN DEL ART. 352 DEL CÓDIGO PENAL, el que a letra dice: «El que mediante dádivas, ventajas o promesas trata de inducir a un elector a no votar o a votar en sentido determinado, será reprimido con pena privativa de libertad no menor de uno ni mayor de cuatro años», debiendo ser modificado por lo siguiente: ARTICULO UNICO. – Adicionase al Artículo 352 del Código Penal, el párrafo siguiente: «Constituye circunstancia agravante cuando el candidato a las elecciones generales, parlamentarias, regionales o locales, hiciera falsas promesas e imposible de cumplirlas. En estos casos, la pena privativa de libertad será no menor de cuatro, ni mayor de diez años”

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS:

Él nos recuerda que desde la antigüedad, los ciudadanos, y diversos pensadores han intentado someter la acción política a los grandes principios morales, por eso han exigido a sus autoridades y políticos en especial, que digan la verdad, esta exigencia demuestra que hay mucho de inmoral y de falsía en la conducta del llamado HOMBRE POLÍTICO PURO, desde luego hay excepciones porque existieron y existen POLÍTICOS HONESTOS que prefieren arriesgar sus posiciones de privilegio con el fin de ser consecuentes con sus principios morales y con la verdad.

El Dr. WILDER RAMIREZ VELA, indica que cuando un candidato dice la verdad y advierte a su pueblo lo que va a realizar, no sólo está actuando con un alto grado de objetividad, sino también con un elevado nivel ético, porque, quien dice la verdad devela toda posibilidad de duda, que nace como consecuencia del engaño sustentado en crear falsas ilusiones y expectativas, constituyendo una burla de la fe pública y eso tiene un nombre; demagogia.

En nuestro Perú de hoy, no podemos dejar de ocultar que existe un considerable número de PERSONAS QUE HAN HECHO DE LA MENTIRA, UNA «HERRAMIENTA DE TRABAJO”, en especial en las épocas de CAMPAÑAS ELECTORALES GENERALES, PARLAMENTARIAS, REGIONALES O LOCALES; donde la mayoría de los candidatos ofrecen el oro y el moro, para ganar el apoyo de la población, pero una vez obtenido su objetivo «OLVIDAN» lo que ofrecieron y hasta actúan en sentido contrario, continúa diciéndonos.

Agrega muy convencido que: MENTIR ES CONSPIRAR CONTRA LA DIGNIFICACIÓN DEL PUEBLO, AMAR LA VERDAD ES CONTRIBUIR A LA ELEVACIÓN DEL MUNDO MORAL; POR ESO NINGÚN SENTIMIENTO ES MÁS ODIADO QUE LA MENTIRA. LA VERDAD PRODUCE EN LOS PUEBLOS CAMBIOS MÁS PROFUNDOS QUE LA VIOLENCIA. ELLA SIEMPRE PERSEGUIDA, SIEMPRE INVENCIBLE, ES EL MÁS EFICAZ INSTRUMENTO DE RENDICIÓN MORAL QUE SE HA CONOCIDO EN LA HISTORIA DE LA HUMANIDAD.

Finalmente, Dr. WILDER RAMIREZ VELA, nos recuerda la verdad es fuente indesligable de la justicia, pues NO HAY DEMOCRACIA SIN JUSTICIA, por lo tanto, SI NO EXISTE VERDAD NO HABRÍA JUSTICIA Y MENOS DEMOCRACIA, en suma, la sana intención, del proyecto de ley, ES EVITAR QUE EL PUEBLO SE SIGA SUICIDANDO MASIVAMENTE EN CADA CAMPAÑA ELECTORAL, DEBIDO A QUE LA POLÍTICA MAYORMENTE ALBERGA AL PILLO, AL CANALLA Y SINVERGÜENZA, LOS MISMOS QUE HAN SIDO Y SON UNA EPIDEMIA, UNA MALDICIÓN, UNA CALAMIDAD PARA QUIENES CREYERON Y CREEN EN SUS FALSAS PROMESAS, ¿creen que algún congresista haga suya esa propuesta?, para terminar si este proyecto de ley estuviese vigente, ¿cuántos estarían encerrados?, en el mejor sentido de la palabra, hacemos nuestra esta propuesta, hasta nuestra próxima entrega. (Puma)